Archivos

Sobre una Domus romana. Hotel Palacio del Bailío

 

 

HOTEL PALACIO DEL BAILÍO

Ramirez de las Casas Deza, 10-12
CORDOBA
Teléfono: 957 49 89 93

 

Entrada patio

 

Visitar Córdoba es siempre una gozada. He estado varias veces, algunas de paso, solo comer y dar un paseo, en un alto en el camino a otro destino, y alguna vez pasando alguna noche. Pero nunca tan satisfactoria como esta ultima y el mayor responsable de esta experiencia, ha sido el alojarme en este hotel.

 

DETALLE PASILLO

 

Para empezar, impone el solo hecho de dormir en un edificio con tantísima historia y declarado Bien de interés Cultural en 1982.

Magníficamente situado, en la parte alta de la cuesta del Bailío, centro histórico de la Córdoba Califal  está cercano a todo, en un barrio muy tranquilo.

El origen del Palacio se remonta al reparto que hizo Fernando III de algunas propiedades tras la expulsión de los musulmanes. Muchas de ellas destinadas a la familia de los Fernández de Córdoba, dueños de parte de la ciudad. En esta ocasión a D. Pedro Núñez de Herrera, bailío (oficial administrador de justicia en nombre del rey) de Lora del Río, como premio a sus méritos de guerra junto a su tío el Gran Capitán.

 

Ruinas (3)

Ruinas (2)

 

Pero sus orígenes son mucho más antiguos como demuestra el descubrimiento por parte de D. Rafael Castejón, que adquirió la casa en 1929, de unas ruinas de lo que fue una antigua Domus romana datada en el siglo I d.c., y  que hoy se pueden contemplar desde una entrada al fondo de una piscina en el sótano destinado al spa.

 

Spa

Spa (2)

 

Todo el hotel es de una belleza extraordinaria. Y combinar la conservación de un monumento histórico con el trasiego de un hotel de 5 estrellas requiere de una gran profesionalidad y un esfuerzo adicional. Admirable el trabajo de restauración que tuvieron que hacer arquitectos y decoradores para conseguir un resultado tan armonioso.

 

 

La entrada por el antiguo paso de carruajes da paso a un patio, terraza rodeada de limoneros, limas y buganvillas donde se puede comer informalmente o tomar una copa en una de esas agradables noches que tiene esta ciudad.

 

 

El patio central donde se sitúa parte del Restaurante se pueden ver los vestigios romanos a través de su suelo de cristal.

 

PATIO RESTAURANTE

 

Destacable en su decoración las pinturas que incluyen el trampantojos simulando postigos de ventanas entreabiertas.

 

TRAMPANTOJO

 

Impresionante es también el salón Mudéjar. Los detalles de su techo no dejan indiferente, y el gusto con el que está perfectamente integrado el moderno mobiliario para comodidad del cliente.

 

SALÓN MÚDEJAR

 

 

Enfrente se puede ver un bonito patio El Patio de la Fuente acceso a una de sus habitaciones especiales que contiene el fresco más antiguo de toda la casa.

 

 

Cómo no podía ser de otra manera la piscina también es original en este espacio.

 

PISCINA 1

 

Situada en un patio que da acceso a algunas de las habitaciones está rodeada de un precioso jardín con árboles frutales donde no podían faltar los naranjos y limoneros y multitud de plantas aromáticas. Cómodas hamacas dan al conjunto una invitación al relax en un soleado día.

 

 

Las habitaciones modernas de colores neutros, elegantes tienen el confort que requiere un hotel de esta categoría y el detalle de un plato de fruta fresca y una botella de cava como recibimiento, suma puntos a la primera impresión según tomas contacto con la estancia. Detalle que se incrementa con unas almendras al siguiente día, o con el recibimiento con un refresco según llegas a hacer el check in.

 

 

También quise probar su restaurante Arbequina. Y por supuesto estuvo a la altura del resto del establecimiento.

 

ARBEQUINA

 

Tiene un par de ambientes, por una parte el patio romano que ya he mencionado anteriormente y por otra una sala más íntima y elegante por la que optamos.

Su carta como no podía ser de otra manera contiene platos tradicionales cordobeses versionados originalmente por su chef.

 

ESTOFADO DE RABO

 

Muestra de ello fue un delicioso Estofado cordobés de rabo de toro fideos de cristal polvo de setas y huevo un plato para no perdérselo

 

CEVICHE VIEIRA

 

O  el original Ceviche de vieiras, leche de tigre de remolacha, zanahoria y naranjas

ENSALADA

 

Más sencilla aunque no menos rica su Burrata con texturas de tomate y albahaca, un plato muy fresco.

Difícil es expresar la esmeradísima atención del personal  de todas las dependencias del hotel, pendiente en cada momento de la necesidad del cliente.

Sin duda volveré a Córdoba y sin duda este será mi Hotel.

 

Las fotos de la entrada, las ruinas y del Spa son gentileza del hotel 

Una joya cacereña. El Parador de Guadalupe

 

 

PARADOR DE GUADALUPE

Calle Marqués de la Romana, 12
GUADALUPE, CÁCERES
Teléfono: 927 36 70 75

 

Guadalupe es un precioso pueblo de Extremadura, todo él es un conjunto histórico. Ideal un paseo por sus calles empedradas con sus balcones y soportales, llenas de rincones con encanto, sus aceras llenitas de macetas y con su majestuoso Monasterio, Patrimonio de la Humanidad, visita imprescindible, testigo de importantes acontecimientos históricos como la entrega de la carta de Los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para descubrir una nueva ruta comercial entre otros.

 

 

Uno de sus edificios emblemáticos es el Parador, fusión del antiguo Palacio del Marqués de la Romana, anteriormente Colegio Infantes y El Hospital San Juan Bautista del siglo XV, uno de los hospitales más importantes de la época, ya que en él se realizó la primera disección humana autorizada por Roma.

 

 

Naranjos y limoneros en un precioso patio, antiguo claustro mudéjar de arcadas encaladas, es paso obligado para ir a las habitaciones y es el primer contacto con el Parador. Con su pequeño estanque en medio y sus veladores alrededor, ideal para tomar un aperitivo, copa o sencillamente disfrutar del entorno.

El recibimiento más que cordial por parte de su recepcionista  y la amabilidad del resto del personal hicieron mi estancia sumamente agradable.

 

 

El interior del edificio es de una gran belleza. Sus espaciosos salones con antiguos muebles de madera, amplios y acogedores sillones y su gran chimenea. Los largos pasillos donde destacan las celosías de las ventanas, con pequeños detalles en cada mueble.

 

 

La habitación en el piso superior con una sencilla decoración,  que podría parecer austera, en cambio se torna en encantadora en cuanto sales a su terraza con unas impresionantes vistas.

 

 

Tiene detalles como un pequeño altarcito con la imagen de la Virgen, recuerdo de un uso distinto de la misma estancia en el pasado.

 

DETALLE ALTAR

 

Entre sus servicios también dispone de piscina rodeada de preciosos jardines, aunque al no ser temporada no la utilizamos.

 

 

Y como no, también probé su cocina. Platos tradicionales extremeños en un amplio u sencillo comedor. Nos dejamos aconsejar por su maître cuya atención fue exquisita y no nos defraudó. Imprescindible el postre, un helado de queso y miel que no se puede uno perder.

 

 

En definitiva una estancia muy agradable que sin duda se debe repetir. Un destino para pasar unos días en paz y tranquilidad, rodeados de historia, en un bello entorno natural, La Comarca de las Villuercas declarado Geoparque por la UNESCO en 2011. Un punto de partida para conocer la zona.

 

JARDINES 2

Da para más de una escapada. Hotel Costa Esmeralda Suites

 

COSTA ESMERALDA SUITES

C/ Julián Ceballos 53
SUANCES, CANTABRIA
Teléfono: 942 84 43 43

Lo primero que impacta nada más entrar en el hotel, es el fantástico coche MG Midget del 54, expuesto en el lobby. Una maravilla, que te adentra en la pasión, que su dueño Ángel Cuevas, tiene por el automovilismo y que está impregnada en la decoración de las habitaciones y en los distintos detalles, que en referencia a ella, están repartidos  por el resto del hotel. Citas de pilotos escritas en las paredes, objetos diversos del mundo del motor, destacando en el parking interior la colección privada de coches que posee.

No en vano el hotel acoge cada dos años una concentración de Ferraris, época en la que la Suances se llena de dueños y amantes de este vehículo, llegados de distintos lugares. Este año ya está anunciada entre el 7 y el 10 de Junio.

El Hotel Costa Esmeralda Suites está situado en un antiguo palacete cántabro con una impresionante fachada de piedra, sus blasones, la madera y el estilo rural, dan paso a una decoración interior, que combina las instalaciones más modernas de un establecimiento de cinco estrellas, con el encanto de un elegante estilo rustico.

Un acogedor salón cerca de la entrada, con sus cómodos sillones frente a la chimenea y el detalle de una lámpara Tiffany, están en perfecta armonía con otras más modernas o las mesitas metálicas mezcladas con piezas más clásicas, como el escritorio de madera, fusión que enriquece un espacio perfecto para una lectura o compartir una copa después de cenar.

 

 

En cuanto a las habitaciones, elegimos una de las Junior Suites con jacuzzi.

Es de grandes dimensiones con el jacuzzi frente a la cama y separada del salón, al que no le falta un detalle, por una puerta, lo que hace que la estancia en días en los que el clima no acompaña se haga infinitamente más cómoda.

La decoración en tonos neutros muy suaves y cálidos, enmoquetada y con un juego de luces perfecto para crear distintos ambientes invita al descanso y el relax.

El hotel cuenta con otras instalaciones como piscina, solárium, terraza que no probamos por la climatología reinante, llovía sin parar.

Los desayunos increíbles, tanto los salados, como los dulces, la variedad y exquisitez así como la disposición y amabilidad del personal a cargo del comedor no tienen competencia.

Disfrutamos también de la colorida y original cafetería Daytona en donde se puede degustar desde un coctel o una copa hasta un snack o picoteo informal. Cuenta además con salas de reuniones, restaurante y otras instalaciones acordes con la categoría del hotel.

Tiene una ubicación ideal no solo para disfrutar de las preciosas playas de Suances, a 400 metros de la de la Concha y a un kilometro de la de los Locos, sino también por su equidistancia a distintas zonas de la región, para poder disfrutar de distintas excursiones a los lugares tan mágicos que posee Cantabria.

Y no me puedo olvidar de la máxima atención de todo el personal sin excepción alguna, que están en todo momento pendientes de cada detalle, haciéndote sentir muy cómodo en tu estancia .

Un lugar sin duda encantador al cual seguro volveré.

Relax y Confort en el Somontano. Hotel San Ramón

HOTEL SAN RAMÓN DEL SOMONTANO

Academia Cerbuna, 2
Telefono: 974 312 825
BARBASTRO, HUESCA

 

Un fin de semana por tierras del Somontano se queda muy corto, hay tantas cosas que ver que seguro que volveré. Después de las agotadoras excursiones hospedarse en la Suite San Ramón es el descanso ideal. Es la habitación más amplia de este hotel, su gran puerta diferente al resto, ya te da idea de lo exclusiva que es.

 

 

Un baño de cortesía en el hall,  que da paso a un coqueto salón  con televisión y un pequeño escritorio, son la antesala de la  zona de dormitorio, separada por una puerta, con una muy cómoda gran cama y mobiliario a la altura de un hotel de esta categoría.

 

 

Al fondo, la joya de la estancia, el baño con un jacuzzi redondo y muy amplio que te hará recuperarte del cansancio del día. Es un auténtico capricho muy moderno y de los mejores que he probado por su amplitud y comodidad, ideal para parejas, un lujo de relajación y confort.

 

Decorada en tonos blancos y negros con un estilo Art Nouveau que caracteriza al precioso edificio, declarado Bien Inventariado del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, el único detalle que ensombreció la estancia fue, que el minibar estaba casi vacío, concretamente tenía 3 refrescos, ni siquiera 2 de cada, ya que éramos una pareja, y 1 botella de agua,  algo que denota dejadez en la revisión de una habitación, que probablemente no se reserva muy a menudo. Algo que perdoné dada la calidad del resto de los elementos que la componen y un servicio de habitaciones rápido y eficiente.

 

Las vistas a la catedral y al centro de la ciudad de Barbastro desde lo más alto del hotel donde se ubica la habitación, también dan un plus a la estancia.

Cuenta también con spa y restaurante que utilizamos para desayunar en un entorno muy agradable.

 

 

 

 

 

En definitiva una opción muy recomendable para una escapada romántica, que se completa con una buena cena en alguno de los restaurantes del pueblo por ejemplo el que también recomiendo en este blog Bodega del Vero.

 

Magia en el sótano. Restaurante Bodega del Vero

BODEGA DEL VERO

Calle Romero, 13
BARBASTRO, HUESCA
Telefóno974 31 11 83

 

Después de una excursión por la zona, entrar en este restaurante es relajarse y disfrutar. Debajo de una tienda de ultramarinos se esconde una joya gourmet, una bodega sin wifi, sin apenas cobertura, sin carta, donde en un ambiente romántico, rodeados de un batiburrillo de antigüedades al calor de una chimenea y a la luz de las velas, nos introdujimos en una cena especial.

 

Para empezar la tienda, no es una tienda cualquiera. Se trata de un colmado con los productos más exclusivos de la zona, de una calidad extraordinaria. Tomando un vinito en la pequeña barra, que tienen en un rincón, nos decidimos a probar la cocina, viendo toda aquella variedad de manjares aragoneses.

 

Bajar al restaurante es toda una experiencia. Situado en una antigua chocolatería este sótano de piedra es hoy un comedor íntimo repleto de objetos diversos y mesas con la mantelería a juego con la vajilla rosa de la Cartuja a las que no les falta un detalle.

 

La gestión del restaurante es familiar y el trato también, me llamó la atención que el padre de los que hoy regentan el lugar, un señor octogenario ya jubilado, permanece sentado en la tienda pendiente de todo lo que pasa, saludando a los clientes y disfrutando de la charla que ofrece el visitante, muy lúcido y jovial.

 

Quién estuvo en todo momento pendiente de nosotros fue Vero, el alma de la sala y quien te elige y guía por la experiencia de la noche. No tienen carta. Su oferta se compone de los productos de la zona y es ella la que sugiere según observa al cliente. Es fantástico verla trabajar.

Como no teníamos mucho apetito nos ofreció una variedad de entrantes para picar un poco.

Tomamos un exquisito tomate rosa de Barbastro, unos embutidos deliciosos y unos patés con una original mermelada de violetas, altamente recomendable, no la había probado nunca y fue un descubrimiento. El pan con tomate con que lo acompañan junto con la degustación de aceite de la zona remataron una cena que me gustó tanto que volvimos la siguiente noche a probar otras tantas delicatesen, como la increíble tabla de quesos combinada con nueces orejones, uvas pasas, manzana y membrillo  o la ensalada de ventresca y espárragos de Navarra entre otros.

Las raciones son tan abundantes que no pudimos probar otras cosas que me apetecían, su oferta es tentadora, así es que me obligaré a volver por la zona y repetir experiencia.

 

El vino por supuesto del Somontano también lo eligió Vero y no nos defraudó. Y el precio al final más que razonable para la calidad ofrecida.

Y lo mejor el mimo, simpatía y atención del personal que nos hizo sentir muy confortables en todo momento. De esas veces en las que la sobremesa pasa sin prisas hasta bien entrada la noche.

En un rincón de Asturias. Restaurante Mesón El Centro

 

MESON EL CENTRO

Plaza Cupido
PUERTO DE VEGA, ASTURIAS
Teléfono985 64 85 67

 

No imaginaba la calidad de la oferta gastronómica que ofrece este pequeño pueblo.

Me gustó tanto en especial este restaurante que repetimos otra noche más.

Está situado en una plaza muy coqueta con una pequeña terraza, que en esta ocasión estaba vacía porque hacia frio fuera, pero que imagino en verano debe ser muy acogedora.

Ya cuando entras sabes que no te has equivocado. La zona de bar con modernas  mesas altas esta tan llena que casi no se puede pasar al comedor, un buen ambiente que invita a seguir investigando.

El comedor coqueto, pequeño y acogedor, no sé cómo, pero aislado del bullicio que hay al otro lado de la pared.

Con un suelo en damero blanco y negro, paredes grises salpicadas con unos originales abanicos de encaje de bolillos enmarcados, sus mesas desnudas, tan solo un sencillo camino de mesa y el detalle de un pequeño jarrón de cristal con flores de tela en tonos grises y amarillos que dan el toque de color al neutro conjunto, conforman  ese aire de modernidad y frescura que envuelve a la experiencia gastronómica que te espera.

Su cocina es típicamente asturiana, solo que a sus recetas tradicionales Mari, la chef, le pone su toque especial y consigue unos resultados espectaculares.

Toda la carta llama la atención. Es espectacular el Carpaccio de pulpo con unos toques de mora por encima. Y los Salmonetes en tempura con ensalada de fresas y canónigos, imprescindibles. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un plato, me encantan los salmonetes pero me suelen molestar sus finas espinas. Aquí te presentan los lomos sin una sola espina y envueltos en una suave tempura conseguidísima, y a eso hay que añadir la original ensalada.

Sus pescados y mariscos excelentes con una cuidada presentación a la altura de los mejores.

 

 

Y para rematar el trato, Mon en la sala y Mari en la cocina hacen un tándem perfecto con una atención digna del mejor Michelín, aconsejándote en la entrada y Mari acercándose a la mesa a preguntar cómo te ha ido en el final. Todo muy profesional, y a la vez cercano, con el mimo y cuidado de los lugares sencillos y entrañables. Sin duda para repetir.

Una fantástica travesía. Hotel Pleamar

HOTEL PLEAMAR

Párroco Penzol, 46
PUERTO DE VEGA, ASTURIAS
Teléfono: 985 64 88 66

 

Si  hay un sitio que merece estar en este blog en un lugar destacado ese es el Hotel Pleamar.

Debajo del rotulo del hotel debería figurar el de “Cuestión de Detalles”, porque de eso está lleno cada rincón de este lugar.

Con mimo, con buen gusto, con una dedicación exquisita al cliente, Mila, María y Yasmina, han sabido hacer con un trabajo esmerado un sitio único para pasar unos días de relax. No hay absolutamente nada que quede al azar. Todo está orientado al bienestar del cliente.

Te reciben como si de una tripulación de un barco se tratase, puesto que toda la decoración del hotel es marinera incluida la típica camiseta a rayas, que no podía faltar en su indumentaria.

Como ellas dicen buscan crear un Mar de Sensaciones y ¡vaya si lo logran!

Para empezar, está situado en las afueras de un pequeño pueblo pesquero Puerto de Vega, mirando al mar. Tiene muy pocas habitaciones, todas ellas decoradas de una forma rústica con un encanto especial.

Nosotros nos alojamos en La Caballa, absolutamente fantástica, a la que no le falta detalle. Posee un espectacular jacuzzi redondo en el baño, que incluye sales y velas para que laexperiencia sea perfecta. Sus amenities me llamaron la atención y ahí se nota la mano femenina, porque en el gorro de ducha incluyen una goma para el pelo, algo que no es comúnen otros hoteles y muy útil para las que tenemos melena.

Toda la habitación invita a quedarse a vivir allí, con una preciosa galería mirando al mar donde tomar una copa o leer un rato o simplemente contemplar el horizonte.

Y la cantidad de servicios gratuitos que ofrece, wifi, minibar, que se repone diariamente, cafetera con sus capsulas incluidas, un sinfín de pequeñas cosas que hace no echar nada en falta.

Y además la bienvenida con una botella de sidra achampanada y unos bombones.

 

 

 

 

¿Se puede pedir más? Pues hay más.

El salón con sus cómodos sofás y su acogedora chimenea para disfrutar del periódico una charla o un buen libro.

El restaurante para el desayuno tan bonito con innumerables detalles marineros con productos caseros elaborados en el propio hotel.

No ofrecen ni comidas ni cenas pero en unos minutos dando un paseo se puede encontrar en el pueblo una buena oferta de restauración de la que ofrezco alguna muestra en este mismo blog.https://cuestiondedetalles.wordpress.com/2017/03/20/en-un-rincon-de-asturias-restaurante-meson-el-centro/

Hasta el rincón del fumador una zona reservada en el jardín con hamacas, sillas y mesas de madera, está pensado para que a aquellos que tienen que salir al frío o al calor de la calle, les resulte por lo menos coqueto y cómodo.

Y para terminar cuando pagas la factura te dan una bolsita de papel con una tarjeta de agradecimiento y dos botellitas de agua para el viaje. ¿Se puede superar?.

En definitiva un sitio perfecto en un lugar perfecto. Altamente recomendable. Sin duda repetiré la experiencia.