Archivos

En un Monumental Entorno. Parador de La Granja

PARADOR DE LA GRANJA

Calle de los Infantes, 3
REAL SITIO DE SAN ILDEFONSO, SEGOVIA
Teléfono: 921010750

Foto de la web del Parador

La historia de este edificio se remonta al siglo XVIII. En 1770 Carlos III ordenó su construcción para la servidumbre de los Infantes Gabriel  y Antonio de Borbón y Sajonia cerca del Palacio Real que se utilizaba para las vacaciones de la familia.

 

En 2007 se inaugura como Parador. La recuperación del edificio original es impresionante dado que además de su deterioro, en 1984 sufrió además un incendio.

Cuando se ve la fachada muy sobria, no imaginas lo que te vas a encontrar dentro. Es un hotel precioso, con unos patios interiores decorados con arcos de ladrillo a los que dan las distintas dependencias, que dan luminosidad a todo el conjunto.

Foto de la web del Parador

 

 

Se nota que no se ha dejado nada al azar, desde la impresionante lámpara de Cristal de la Granja de cuatro pisos en la recepción, pasando por el fantástico Apolo del patio central, sin olvidar los acogedores salones decorados en suaves tonos neutros que invitan a pasar una velada en la comodidad de sus sillones y a los que no le falta un detalle.

 

 


Llaman la atención los ascensores panorámicos desde donde se puede observar el interior del edificio, situados en el Patio de la Arqueta, antiguo patio de vertido de aguas sucias en un sofisticado sistema de evacuación muy novedoso en una época en la que todavía se utilizaba el famoso sistema de ¡Agua va! (vaciado desde las ventanas).

 

Estuve solo una noche y realmente quedé con ganas de ir más tiempo para poder disfrutarlo más.

La habitación, una doble superior, es acogedora y está llena de detalles originales, como que las mesillas de noche sean antiguos baúles de viaje, o el minibar se asemeje a una vieja caja fuerte, y los cabeceros, que simulan antiguos portones. Amplia, cómoda, con un montón de pequeños cálidos rincones, tanto las cortinas como las alfombras de lana en tonos crudos siguiendo la tónica de todo el parador hacen de la estancia un lugar confortable y muy agradable.

 

En un pequeño salón separado del dormitorio destaca un altillo de madera muy original colocado bajo la ventana, es como una especie de pupitre desde el que se puede leer o escribir a la luz natural.

En el baño un despliegue completísimo de amenities, que no abundan en otros establecimientos, hace que no eches en falta ningún detalle.

El parador dispone además de Spa, que no me dio tiempo a probar, pero que sin duda tengo pendiente para otra ocasión.

Por supuesto cuenta con todas los servicios de un hotel de esta categoría, con un buen restaurante y anexo un Centro de Convenciones y Congresos en lo que fue el antiguo Cuartel General de la Guardia de Corps.

En definitiva un sitio para tener en la agenda en lugar destacado, punto de origen para conocer la zona, no solo el pueblo de la Granja con su majestuoso Palacio y Jardines, imprescindibles, sino también los alrededores donde se puede disfrutar tanto de la naturaleza, en plena Sierra de Guadarrama, como de la estupenda gastronomía.

Ideal para pasar un fin de semana tranquilo.

Pedraza. Restaurante El Jardín

EL JARDIN

Calle La Calzada, 6
PEDRAZA
SEGOVIA
Teléfono: 921509862

 

A estas alturnoche velasas debe haber poca gente que no conozca esta preciosa villa medieval de Segovia, declarada  conjunto histórico en 1951, amurallada toda ella y cuya única entrada y salida es La Puerta de la Villa. Son famosos sus asados de cordero y cochinillo, el Concierto de las Velas, que se celebra el primer y segundo sábado de Julio todos los años, su castillo, que actualmente expone obras de Ignacio Zuloaga que lo compró y lo convirtió en su taller. Su cárcel en cuya visita guiada, se cuentan usos y costumbres de la época con respecto a la curiosa política penitenciaria. Sin olvidar su Plaza Porticada lugar de encuentro y  tapeo.castillo

Tengo recuerdos imborrables de este pueblo. He ido innumerables veces, con amigos, por trabajo, impartiendo cursos en el precioso Hotel de la Villa; y el más vívido de todos la celebración de mi boda en la intimidad de un saloncito del Restaurante El Yantar, hace ya unos cuantos años.

Las dos últimas veces que visité esta villa, he comido en el RESTAURANTE EL JARDÍN.

interior sala

En la primera ocasión era el mes de noviembre y estuvimos en el interior, decorado al modo castellano y acogedor. Extraordinario el Asado de Cordero, de lo mejor que he probado y a un precio excelente. La atención exquisita teniendo en cuenta que el local estaba lleno, y es difícil mantener la sonrisa y amabilidad sin parar de servir un turno y otro, lo que denota inmensa profesionalidad.MESAS EN EL JARDIN

En la segunda ocasión como hacía muy buen tiempo, estuvimos con unos amigos en el jardín que da nombre al restaurante y ya fue el remate de una comida estupenda. Con unas maravillosas vistas, el mismo trato excelente, llevábamos un bebé y tuvieron el detalle de acomodarnos en el mejor sitio para estar más cómodos, y una comida inmejorable, es un sitio para volver y volver.

Para perderse un par de noches. El Planeta Escondido

EL PLANETA ESCONDIDO

Plaza Mayor 6
Losana de Pirón
SEGOVIA
Teléfono: 696454774

Es un pequeño hotel en Losana de Pirón un pueblecito de Segovia, a unos 20 km de la capital. Tiene tan solo cuatro habitaciones todas ellas distintas: El Sol, La Luna, El Desierto y El Bosque, originalmente decoradas, por ejemplo la llamada El Desierto tiene una jaima donde poder tomar un té, El Bosque, decorada en tonos verdes o La Luna en tonos malva .

DSC_0018

Nos alojamos en la llamada El Sol, abuhardillada, con su chimenea, con dos sillones de lectura junto a ella y un jacuzzi en medio de la habitación. Una gozada para el descanso de un día de excursiones.

Fuimos en invierno, por lo que esta habitación resulta tremendamente cálida nada más entrar, decorada con un gusto exquisito tiene cafetera e infusiones. El baño muy completo y coqueto con jabones naturales y sales de baño.DSC_0019

Al hotel no le falta detalle, es acogedor y muy recomendable para pasar un fin de semana diferente. Tiene un salón con chimenea, juegos de mesa, libros, revistas, bebidas, hielos, cafetera, tetera e infusiones a tu disposición, ya que no tienen servicio de bar por la noche. La verdad es que no lo utilizamos, pero en el caso de que vayan cuatro parejas de amigos y llenen la casa puede ser un lugar de encuentro y copas.

En la entrada de la casa hay un pequeño jardín con unas mesitas que en época de buen tiempo resultan muy agradables.

El desayuno, incluido en el precio, es un buffet delicioso y variado, con productos naturales y artesanos y zumo recién exprimido en un comedor coqueto.

Solo tuvimos un pequeño inconveniente, llegamos el jueves por la tarde y el hotel tiene servicio de cenas los fines de semana, así es que nos dijeron que el jueves no, pero el viernes por la noche podríamos cenar allí mismo. Hay que tener en cuenta que el pueblo es tan pequeño que no hay muchas opciones, por lo que el jueves cenamos en otro pueblo cercano, pero el viernes nos apetecía no salir en la tarde y cenar en el hotel. Sin embargo, el mismo viernes por la mañana nos dijeron que no podían darnos la cena, porque solo había otra pareja hospedada en el hotel y no estaban interesados. Eso si, nos ofrecieron como alternativa una cestita gourmet muy coqueta y terminamos haciendo un pequeño pic-nic en la habitación. DSC_0042El detalle estuvo divertido, pero nos cobraron 44 euros por la cestita y nos pareció un poco excesivo, teniendo en cuenta que el fallo había sido suyo.

Otra de las cosas que echamos de menos es un minibar en la habitación, porque aunque en la sala común hay bar para poder servirte bebidas, una vez que estás en la habitación,   no apetece mucho estar subiendo y bajando. Hay que tener en cuenta que están diseñadas para pasar tiempo relajados disfrutando de sus comodidades, y tomarse una cerveza o una copa puede ser parte de esa comodidad.

Aún así es altamente recomendable perderse por allí.