Archivos

Una joya cacereña. El Parador de Guadalupe

 

 

PARADOR DE GUADALUPE

Calle Marqués de la Romana, 12
GUADALUPE, CÁCERES
Teléfono: 927 36 70 75

 

Guadalupe es un precioso pueblo de Extremadura, todo él es un conjunto histórico. Ideal un paseo por sus calles empedradas con sus balcones y soportales, llenas de rincones con encanto, sus aceras llenitas de macetas y con su majestuoso Monasterio, Patrimonio de la Humanidad, visita imprescindible, testigo de importantes acontecimientos históricos como la entrega de la carta de Los Reyes Católicos a Cristóbal Colón para descubrir una nueva ruta comercial entre otros.

 

 

Uno de sus edificios emblemáticos es el Parador, fusión del antiguo Palacio del Marqués de la Romana, anteriormente Colegio Infantes y El Hospital San Juan Bautista del siglo XV, uno de los hospitales más importantes de la época, ya que en él se realizó la primera disección humana autorizada por Roma.

 

 

Naranjos y limoneros en un precioso patio, antiguo claustro mudéjar de arcadas encaladas, es paso obligado para ir a las habitaciones y es el primer contacto con el Parador. Con su pequeño estanque en medio y sus veladores alrededor, ideal para tomar un aperitivo, copa o sencillamente disfrutar del entorno.

El recibimiento más que cordial por parte de su recepcionista  y la amabilidad del resto del personal hicieron mi estancia sumamente agradable.

 

 

El interior del edificio es de una gran belleza. Sus espaciosos salones con antiguos muebles de madera, amplios y acogedores sillones y su gran chimenea. Los largos pasillos donde destacan las celosías de las ventanas, con pequeños detalles en cada mueble.

 

 

La habitación en el piso superior con una sencilla decoración,  que podría parecer austera, en cambio se torna en encantadora en cuanto sales a su terraza con unas impresionantes vistas.

 

 

Tiene detalles como un pequeño altarcito con la imagen de la Virgen, recuerdo de un uso distinto de la misma estancia en el pasado.

 

DETALLE ALTAR

 

Entre sus servicios también dispone de piscina rodeada de preciosos jardines, aunque al no ser temporada no la utilizamos.

 

 

Y como no, también probé su cocina. Platos tradicionales extremeños en un amplio u sencillo comedor. Nos dejamos aconsejar por su maître cuya atención fue exquisita y no nos defraudó. Imprescindible el postre, un helado de queso y miel que no se puede uno perder.

 

 

En definitiva una estancia muy agradable que sin duda se debe repetir. Un destino para pasar unos días en paz y tranquilidad, rodeados de historia, en un bello entorno natural, La Comarca de las Villuercas declarado Geoparque por la UNESCO en 2011. Un punto de partida para conocer la zona.

 

JARDINES 2

Lástima de los detalles. Hotel NH Palacio de Oquendo

NH COLLECTION CÁCERES PALACIO DE OQUENDO

Pza. San Juan 11
CÁCERES
Teléfono: 927 215800

FACHADAEl hotel es bonito, se trata de un edificio del siglo XVI, y han sabido conservar la estructura del antiguo Palacio de los Marqueses de Oquendo y combinarlo con las comodidades que requiere un establecimiento de esta categoría. El sitio en el que está ubicado es inmejorable para moverse por el centro, al lado de la ciudad amurallada, y rodeado de todos los servicios de comercio y restauración a los que se accede sin necesidad de coger el coche. El personal de recepción es muy amable y siempre atento.

 Lo peor es que en un hotel de estas características, ciertos detalles ensombrecen la estancia.

En la habitación que ocupamos, una doble superior exterior con vistas a la plaza, la luz del baño es la misma que ilumina la habitación, ya que por motivos arquitectónicos la parte superior de la pared que divide ambas estancias es un cristal, por lo que si uno de los ocupantes se levanta por la noche,  puede despertar al otro al encenderla, ya que además es muy potente.
Tampoco es muy lógico que las amenities, estén pensadas para una sola persona, cuando la habitación es doble y lo saben de antemano en la reserva, un solo juego de toallas (uno metido en el armario para ahorrar) un solo cepillo de dientes, gel, crema, etc y que no reponen en los días siguientes. No hubo ningún problema al pedirlo en recepción, son muy amables, pero en un hotel de esta categoría  no es perdonable. El cliente no tiene que estar pidiendo todas las mañanas el gel o la crema en recepción, suele resultar desagradable aunque la atención sea esmerada.

PATIO_CENTRAL_Otro inconveniente es el parking. Al ser un edificio histórico, no lo tienen en el mismo, y está demasiado lejos para cargar con las maletas, porque coincidiendo con los días anteriores a Semana Santa, ni siquiera pudimos descargar en la puerta del hotel y luego aparcar el coche, como pasa en otros sitios, ya que estaba cortada la circulación al centro.

En fin que es una pena, porque por estos detalles, algunos de ellos salvables fácilmente, es posible que la próxima vez que vuelva a Cáceres, elija otra opción.

Fotos tomadas de la página web del hotel