Archivos

Un sitio encantador. Hotel Hospedería de los Parajes

HOSPEDERÍA DE LOS PARAJES

Mayor 46, 48
LAGUARDIA
ÁLAVA
Teléfono: 944 58 06 20

IMG_0771

Si hay un lugar en donde se multiplican los detalles positivos ¡este es el lugar!

Si hubiese que seguir un curso de atención al cliente, el personal de este hotel sería el mejor ejemplo.

Desde el minuto uno, en la recepción la amabilidad está muy por encima de la media. La profesional que nos atendió no solo nos hizo una recepción correcta, sino que en un momento nos hizo una perfecta descripción turística de los alrededores.

A partir de ahí todos en el hotel se desviven por hacerte la estancia agradable, llenándote el día de múltiples pequeños detalles, anticipándose a tus deseos, es realmente increíble y una grata sorpresa en unos tiempos en los que abunda todo lo contrario.

IMG_0741En cuanto a la decoración es una maravilla todo el hotel. Está construido dentro de la muralla de Laguardia con dieciocho habitaciones diferentes. En el centro tiene un patio con chimenea, zona común muy acogedora donde se puede charlar o pasar un rato tomando un café, sentados en sus cómodos sillones de piel.

Cuentan también con Spa con distintos tratamientos, alguno de ellos basados  en la vinoterapia y masajes personalizados.

IMG_0736Uno de los sitios más originales es el famoso Calado, una gruta excavada en el subsuelo en el siglo XVI para guardar los alimentos y el vino durante todo el año a una temperatura constante y que tienen convertido en un espacio con una pequeña tienda gourmet con vinoteca y mesas para degustar vinos y tapas.

IMG_0742Es un sitio acogedor y muy original con las barricas a modo de mesas altas y numerosas antigüedades como objetos decorativos.
Al llegar al hotel tienen el detalle de invitarte a una copa de vino  para tomarla aquí, una de las noches que dura tu estancia.
Es impresionante pasear a lo largo de la gruta pensando que atraviesa por debajo toda la plaza del pueblo.

De las habitaciones yo recomiendo la 301, es perfecta para una escapada romántica. Posee un jacuzzi decorado con mosaicos dedicados al dios Baco.
La combinación en el resto de la estancia de piedra y madera, los colores cálidos y el original mobiliario la hacen muy acogedora. Quizás lo que se echa en falta es una ducha separada del jacuzzi, que por la mañana resulta poco práctico, pero todo es tan perfecto que lo perdono.

IMG_0715              IMG_0712

El desayuno lo sirven en uno de los dos restaurantes que posee el hotel, llamado Las Duelas, un espacio decorado con barricas y como detalle curioso una parte del suelo de cristal desde donde se puede ver el Calado.
Como en el resto del hotel el personal está pendiente de agradar, con una variedad de platos recién hechos para empezar el día con energía y recorrer la zona, que es preciosa.

Una noche cenamos en el otro restaurante del hotel, más formal Los Parajes, pero este merece una entrada aparte.(enlace)

Sin lugar a dudas este es un sitio al que volveré.

La luz de Cádiz. Parador de Cádiz

La luz de Cádiz es especial, esto es algo que a todo el que llega a esta ciudad le impacta. Al estar rodeada por el mar casi toda ella, hace que el sol reflejado en el agua la ilumine de una manera única.

Siento por Cádiz un amor especial, la primera vez que fui me pareció una ciudad decadente y algo dejada, pero su luz, sus fachadas, con esa piedra de un poroso tan especial, la humedad, el salitre, hacen de algunos de sus barrios antiguos, lugares únicos y maravillosos a los que no he podido resistir la tentación de volver.

La última vez me alojé en el antiguo Hotel Atlántico, hoy reconvertido en un moderno Parador.

PARADOR DE CÁDIZ

Avenida Duque de Najera 9
CÁDIZ
Teléfono: 956226905

 

La palabra diseño define a este hotel. Es impresionante. Su arquitectura exterior, sus salones, habitaciones, restaurante. Todo el interior es fantástico, ultramoderno. Quizás por poner un pero, según gustos, su situación, que es inmejorable con unas vistas fantásticas a la bahía, no pega mucho con el entorno del barrio que tiene frente a él, o con la cercanía de la playa de La Caleta cuyo estilo es completamente diferente, pero a mí personalmente no me importó.

Nos alojamos en una habitación del piso siete. Creo que es la mejor y más íntima opción, ya que parte de la arquitectura del Parador se basa en el predominio del cristal, por lo tanto las mejores habitaciones son las de los pisos altos y que no den a la piscina.

HABITACIÓN HOTEL

Está totalmente abierta al mar por un gran ventanal de lado a lado de la pared que conecta con la terraza, que cuando se cierra no se oye nada. No creo haber estado en una habitación tan silenciosa nunca.

 Eso sí, es para parejas con cierta confianza. Las habitaciones son diáfanas, y el baño está integrado en la habitación, con separaciones de cristal, y aunque para mí no supuso ningún problema, puedo entender que a algunas personas les incomode.FOTO DESDE LA HABITACIÓN

La habitación tiene unas vistas extraordinarias al mar y al precioso Parque Genovés, un jardín bordeado de cipreses muy bien cuidados y recortados, que desde el siglo XVIII y sus remodelaciones a finales del XIX, ha ido convirtiéndose en un fantástico parque con multitud de especies de gran interés botánico y un sitio ideal para un paseo    . También hay una zona ideal para niños con juegos al lado de un gran Drago centenario y un estanque con dinosaurios.

HALL HOTELEl desayuno estupendo, no echamos de menos nada, mucha variedad y cantidad hasta las 11:30 de la mañana y el servicio muy amable tanto en el comedor, habitaciones y recepción.

Tiene también una gran piscina con spa interior y exterior, restaurante, terraza, tapería y todas las comodidades típicas de un hotel de esta categoría.

Sin duda como volveré a Cádiz, repetiré.piscina_04

Para perderse un par de noches. El Planeta Escondido

EL PLANETA ESCONDIDO

Plaza Mayor 6
Losana de Pirón
SEGOVIA
Teléfono: 696454774

Es un pequeño hotel en Losana de Pirón un pueblecito de Segovia, a unos 20 km de la capital. Tiene tan solo cuatro habitaciones todas ellas distintas: El Sol, La Luna, El Desierto y El Bosque, originalmente decoradas, por ejemplo la llamada El Desierto tiene una jaima donde poder tomar un té, El Bosque, decorada en tonos verdes o La Luna en tonos malva .

DSC_0018

Nos alojamos en la llamada El Sol, abuhardillada, con su chimenea, con dos sillones de lectura junto a ella y un jacuzzi en medio de la habitación. Una gozada para el descanso de un día de excursiones.

Fuimos en invierno, por lo que esta habitación resulta tremendamente cálida nada más entrar, decorada con un gusto exquisito tiene cafetera e infusiones. El baño muy completo y coqueto con jabones naturales y sales de baño.DSC_0019

Al hotel no le falta detalle, es acogedor y muy recomendable para pasar un fin de semana diferente. Tiene un salón con chimenea, juegos de mesa, libros, revistas, bebidas, hielos, cafetera, tetera e infusiones a tu disposición, ya que no tienen servicio de bar por la noche. La verdad es que no lo utilizamos, pero en el caso de que vayan cuatro parejas de amigos y llenen la casa puede ser un lugar de encuentro y copas.

En la entrada de la casa hay un pequeño jardín con unas mesitas que en época de buen tiempo resultan muy agradables.

El desayuno, incluido en el precio, es un buffet delicioso y variado, con productos naturales y artesanos y zumo recién exprimido en un comedor coqueto.

Solo tuvimos un pequeño inconveniente, llegamos el jueves por la tarde y el hotel tiene servicio de cenas los fines de semana, así es que nos dijeron que el jueves no, pero el viernes por la noche podríamos cenar allí mismo. Hay que tener en cuenta que el pueblo es tan pequeño que no hay muchas opciones, por lo que el jueves cenamos en otro pueblo cercano, pero el viernes nos apetecía no salir en la tarde y cenar en el hotel. Sin embargo, el mismo viernes por la mañana nos dijeron que no podían darnos la cena, porque solo había otra pareja hospedada en el hotel y no estaban interesados. Eso si, nos ofrecieron como alternativa una cestita gourmet muy coqueta y terminamos haciendo un pequeño pic-nic en la habitación. DSC_0042El detalle estuvo divertido, pero nos cobraron 44 euros por la cestita y nos pareció un poco excesivo, teniendo en cuenta que el fallo había sido suyo.

Otra de las cosas que echamos de menos es un minibar en la habitación, porque aunque en la sala común hay bar para poder servirte bebidas, una vez que estás en la habitación,   no apetece mucho estar subiendo y bajando. Hay que tener en cuenta que están diseñadas para pasar tiempo relajados disfrutando de sus comodidades, y tomarse una cerveza o una copa puede ser parte de esa comodidad.

Aún así es altamente recomendable perderse por allí.